Publicado el

!Abre los Ojos!

¡Abre los Ojos!

 

Hoy es una mañana soleada y azul con trazos de nubes fugaces y alargadas en el horizonte. Parece infinito de posibilidades y pienso de todo, especialmente absorbido por sueños y deseos que me abstraen de la calle que piso y el edificio en semi ruinas qué paso al caminar.

Me dije: “Abre los ojos.”

Al ver que un auto ruidoso se me aproxima e interrumpe mi encuentro con el magnífico paraíso azul y dorado dentro de mi.

No puedo evitar sonreírme, viendo el auto alejarse y mis sueños retomando mi caminar.

Me asombro con la hermosa visión que permanece clavada en mis ojos.

Más allá de la mera vista, trasciendo con los lentes del espíritu abierto a todo mas allá de lo concreto frente a mí.

Así, me lleno de fresco aire, cálido sol y hasta percibo el aroma del mar  que aunque lejos en millas está muy cerca y todo esto es posible porque abrí mis ojos y los mantengo bien abiertos.

Ahora, empiezo a sentir el frescor de otros sitios lejanos como Madrid, Jamaica y hasta Australia se hace presente con su transitar de canguros y gente cerca del Océano Pacífico.

 

Soy capaz de contemplar la gente que tanto quiero y la siento a ella, mi mujer tomándome de la mano, está mañana en la cama, al amanecer.

Y siento la presencia de mis viejos  amigos lejos de mi.

Las distancias ya no importan porque hoy, abriendo los ojos, los tengo conmigo.

 

Vuelvo a tomar una mirada al cielo azul e iluminado, lo saludo y aprecio mi vida hermosa, ahora que aprendí a abrirle los ojos, del alma.

 

Jorge Troncone O.

 

Visita miWeb: Tecuento1cuento.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.